“Nos cuesta mucho separar el grano de la paja”

Jordi Urbea, CEO de Ogilvy Barcelona e impulsor de Ogilvy Upcelerator

Roberto Villarreal / Tarragona

Jordi Urbea es uno de los profesionales pioneros en Internet en España. Empezó en 1992 como directivo de Servicom, Intercom, y EresMas, entre otras empresas. En 1998 creó su propia agencia interactiva, Avatar e-studios que, un año más tarde, vendió al grupo de comunicación Bassat Ogilvy & Mather al que se incorporó en 1999 como director general de Ogilvy Interactive. En abril del 2004 Jordi fue nombrado director general de OgilvyOne Barcelona y en 2011 asumió el liderazgo también de la agencia de publicidad Ogilvy&Mather en Barcelona. Ha sido el responsable de la transformación digital de Ogilvy en Barcelona e impulsor de Ogilvy Mobile y de Ogilvy Upcelerator, la primera aceleradora de start-ups del grupo Ogilvy en el mundo, una iniciativa pionera en el sector.

Después de más de dos años de experiencia, ¿cómo valoran la experiencia de Ogilvy Upcelerator?

Muy buena, por tres factores importantes: nos ha permitido inocular en Ogilvy Barcelona innovación a gran velocidad, nos ha permitido hacer crecer la relación con nuestros clientes mediante la aportación de negocio en ambas direcciones y en tercer lugar nos ha permitido internacionalizar el proyecto abriendo oficinas de Ogilvy Upcelerator en Milán, Londres y Nueva York.

¿Cree que hay un exceso de aceleradoras, incubadoras, etc...?

Sí, lo creo. Hay una cierta moda de creación de aceleradoras para atraer todo el talento emergente y algunas de ellas no saben dar respuestas a las necesidades de las start-ups y están creando confusión en el sector. Se crean aceleradoras sin los equipos adecuados para gestionarlas y sin determinar cuál es el modelo de negocio para cada start-up. Esto crea un punto de desencuentro entre lo que ofrecen estas aceleradoras y lo que necesitan las start-ups.

¿Deben desconfiar los emprendedores de la letra pequeña de lo que firman?

Nosotros en Ogilvy Upcelerator no aplicamos ninguna letra pequeña porqué nuestro modelo de negocio está basado en un win-win claro, puro y transparente: cuánto más éxito tiene la start-up más éxito tenemos nosotros. No entramos en el capital de las start-ups y nos remuneramos con un porcentaje de beneficios. Cuánto más ganan ellas, más ganamos nosotros. Lo que puedan hacer en otras aceleradoras no es nuestra forma de operar.

¿Les cuesta mucho seleccionar el grano de la paja?

Clarísimamente, sí, nos cuesta mucho. Además, nos concentramos en buscar start-ups que aporten valor real a nuestros clientes y, en este sentido, escoger las "buenas" de las que no aportan este valor es una tarea para la cual no todo el mundo está preparado. Para ilustrarlo con un dato: en 2017 analizamos más de 400 start-ups y sólo 20 (un 5%) acabaron entrando en el programa de Upcelerator. Sólo escogemos las que dan un sentido a nuestro modelo de negocio como agencia de publicidad, comunicación y marketing.

¿Qué tipo de empresas se dirigen a vosotros? ¿Todas son de Barcelona?

Tenemos empresas de Barcelona pero también de otras ciudades. Debido a que también hemos abierto oficinas de Upcelerator en Milán, Londres y Nueva York hay un flujo de trabajo con start-ups internacionales y nacionales. Las de aquí las conectamos con nuestra network internacional y las de fuera con nuestros clientes nacionales.

¿Se ha calmado el 'boom' de las start-ups? Con cierta frecuencia se nos acerca alguien en posesión de una idea genial y revolucionaria...

Barcelona siempre ha sido una ciudad emprendedora, y también Cataluña como país. La actividad emprendedora nunca ha dejado de existir. Forma parte de nuestro ADN. Al final, crear start-ups es crear empresas y hacer negocios. Esto ha existido siempre y tenemos en Barcelona un 'hub' de más de 1.200 start-ups que afortunadamente no deja de crecer.

¿Cuáles son las tendencias de futuro? ¿Qué están explorando?

Exploramos start-ups del mundo del big data, la inteligencia artificial y del mundo de la realidad virtual y la realidad aumentada. En estos ámbitos tenemos colocado nuestro foco como agencia para ofrecer innovación y mejores servicios a nuestros clientes. Como tendencias inmediatas, la próxima llegada del 5G explosionará el internet de las cosas (todo, absolutamente todo estará conectado a internet) y también el entorno de la voz será el gran dominador que cambiará nuestra relación con internet. El internet de la voz lo dominará todo: tendremos asistentes de voz, buscaremos en internet con la voz en lugar de escribir... y las marcas deberán tener una voz.