El Grupo Schwabe finiquita DHU Ibérica en Tarragona

El gigante alemán ha comunicado el despido colectivo a casi 40 trabajadores de la sede del polígono Francolí

Las instalaciones de DHU en el polígono Francolí de Tarragona.
Roberto Villarreal / Tarragona

Laboratorios DHU Ibérica, filial de la compañía alemana DHU (Deutsche Homoöpathie Union) fundada en 1961 dentro del poderoso grupo farmacéutico Schwabe -con más de 150 años de antigüedad y en manos de la quinta generación-, cerrará sus instalaciones de Tarragona después de casi 30 años desde su nacimiento en 1990 por iniciativa del empresario Antonio Castilla.

La cúpula de Schwabe ya ha comunicado a los cerca de 40 trabajadores con sede en el polígono Francolí su intención de iniciar un proceso de despido colectivo dentro de la reestructuración del grupo germano en España, donde actualmente la plantilla ronda los 85 trabajadores. "Es un momento triste y delicado; queremos cerrar el ajuste con el menor perjuicio posible a nuestros trabajadores, cuyo comportamiento es intachable... No podemos dar todavía una cifra de empleos afectados, porque estamos iniciando la negociación, y tampoco una fecha de cierre, ya que los plazos en este tipo de expedientes pueden variar mucho", informaron fuentes de la dirección de DHU Ibérica, que desaparece como marca al quedar integrada en Schwabe.

Desde el fallecimiento del fundador Antonio Castilla en 1997, fue su familia la que orientó el destino de DHU Ibérica hasta convertirla en uno de los laboratorios pioneros a nivel nacional como punta de lanza del líder mundial en fabricación y comercialización de medicamentos homeopáticos de alta calidad. La empresa quedó primero en manos de su hermana Isabel, y posteriormente de Álex, uno de los hijos de Antonio, en calidad de director general y miembro del equipo de estrategia global del Schwabe Pharmaceuticals. Su hermano Antonio (Toni) Castilla ejerce en la actualidad de director de ventas.

Durante una década, DHU Ibérica fabricó también en Tarragona, pero a principios del siglo XXI la producción ya se trasladó a Alemania. Hace aproximadamente tres años, la actividad logística de la empresa también fue trasladada a Guadalajara. A día de hoy sólo permanece en Tarragona la central administrativa del grupo, con 38 personas que ya han sido advertidas de las intenciones de la matriz alemana. Los afectados han puesto el caso en manos de un abogado laboralista.

Según informan desde la empresa, en la actualidad se está analizando el nuevo escenario de encaje de la estructura del equipo comercial, cuya plantilla ya registró una ampliación a finales de 2012 hasta superar las 30 personas. La gestación del cierre nada tiene que ver con la coyuntura política actual: la cúpula de DHU Ibérica subraya que la operación actual comenzó a gestarse hace ya unos años por la crisis de la homeopatía en Europa, especialmente grave en el mercado español, y se ha acelerado por las fuertes pérdidas del último ejercicio.

A lo largo de los últimos 50 años, DHU había mantenido una expansión constante hasta convertirse en uno de los productores líderes a nivel mundial con presencia en más de 40 países. Las raíces de DHU como laboratorio experto en homeopatía están ligadas al Dr. Willmar Schwabe, autor en 1872 del primer compendio aplicable y reconocido sobre la calidad de dichos medicamentos. Él mismo inauguró en 1866, hace ya 150 años, el Dispensario Central Homeopático que llevaba su nombre; fue el arranque de un gigante que explotó la gran oportunidad de definir y documentar los estándares de calidad y producción.