La Estación Náutica Costa Daurada gana potencial incorporando el Delta de l’Ebre a su catálogo de actividades

Con la ampliación hacia el sur, la central de servicios turísticos en el litoral es la más extensa de Catalunya

La Estación Náutica Costa Daurada es la más extensa de Catalunya. FOTO: CEDIDA.
Redacció / Tarragona

"Queremos desestacionalizar la temporada. Debemos crear interés por las actividades náuticas más allá del verano, durante gran parte del año", señala Vicent Martí, presidente de la Estació Nàutica Costa Daurada. Con ese fin, esta entidad supramunicipal estrenó en 2016 el proyecto Diving & Snorkeling. "Buscamos posicionar nuestro litoral como un destino especializado en submarinismo. Este año pretendemos hacer lo mismo con la pesca deportiva y, más adelante, con los charters y la vela», añade.

En la década de los ochenta, varios ayuntamientos colaboraron para que el golfo de Sant Jordi fuera la sede de vela de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Abrieron una oficina en Cambrils y el nadador reusense Jordi Cervera realizó una travesía entre L'Ampolla y Cambrils para impulsar la candidatura. No hubo suerte y la sede elegida fue el Puerto Olímpico de Barcelona.

Aquella fue la primera acción conjunta de promoción de los municipios incluidos en ese ámbito geográfico: desde el cabo de Salou hasta el cabo de Tortosa. Más de tres décadas después, la Estació Nàutica ha completado ese puzzle. Ha incorporado a L'Ampolla y Deltebre a su proyecto turístico y empresarial. Las dos ciudades ebrenses se suman a Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp, Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant y L'Ametlla de Mar.

"Tenemos el dominio náutico más grande de Catalunya, con 85 kilómetros de costa", asegura Jordi Rom, gerente de la Estació Nàutica Costa Daurada, única de España formada por más de un municipio. Con la inclusión de L'Ampolla y Deltebre, sellada en la pasada edición de Fitur (Madrid), "incorporamos a nuestra oferta una serie de productos de primer nivel relacionados con la acuicultura y la pesca tradicional. Son actividades que solo se pueden desarrollar en un entorno como el del Delta y respetan el medio ambiente y la sostenibilidad", afirma Martí. Entre sus nuevos productos hay una excursión marítima por la bahía del Fangar que acaba en una batea con degustación de ostras, mejillones y cava.

El litoral tarraconense se ha convertido en uno de los referentes nacionales del pujante turismo náutico

La temporada pasada fue "excelente" y la que acaba de empezar también se prevé positiva. "El sector se encuentra en un momento óptimo. Las personas que visitan nuestro destino buscan cada vez disfrutar en él, vivir experiencias y realizar actividades que les aporten sensaciones y sean aptas para todas las edades y al alcance de todas las posibilidades", apunta Martí. El litoral tarraconense se ha convertido en uno de los referentes nacionales del pujante turismo náutico. En 2016 creció "notablemente" respecto al año anterior.

Los mercados con margen de crecimiento, además del nacional, son el holandés y el alemán. A ellos van dirigidas las campañas de promoción más intensas. La Estació Nàutica Costa Daurada promocionó en la pasada feria Duikvaker, en Utrecht, su oferta de actividades de submarinismo y snorkel y realizó "gestiones para posicionar el destino como una gran zona para la práctica de la inmersión". Se trata de uno de los acontecimientos internacionales más importantes de este sector con más de un centenar de expositores y más de 10.000 visitantes. También acudió a los salones náuticos de París, Barcelona y Düsseldorf (Alemania).

Esta temporada se prevé muy positiva con la incorporación de Deltebre y l’Ampolla como nuevos atractivos

La entidad tarraconense cuenta actualmente con unas ochenta empresas. Con la ampliación de su ámbito de actuación trata de atraer más, ya existentes o de nueva creación. "De momento, percibimos ilusión y ganas de participar por parte de las principales empresas de ambas poblaciones. Sumarse a nuestro proyecto supone para ellas nuevas herramientas de promoción y comercialización y, por tanto, el crecimiento de la oferta de actividades en el destino", comenta Martí. "Y para los ayuntamientos significa un elemento de promoción importante, ya que les aporta un grado de especialización turística", añade.

El catálogo de la Estació Naùtica Costa Daurada tiene submarinismo, snorkel, vela, rutas en kayak, pesca deportiva, un baño entre atunes (Tuna Tour) o alquiler de embarcaciones. "La cercanía del Delta de l'Ebre nos permitirá ofrecer actividades hasta ahora poco conocidas fuera de su entorno de práctica habitual. Estamos hablando de un territorio con un gran potencial y con actividades muy integradas en el medio natural", concluye Martí.