La comida no se tira 2.0

La app Too Good To Go redistribuye a precios reducidos excedentes alimenticios de supermercados, restaurantes y otros establecimientos

Oriol Reull. FOTO: XAVI JURIO.
Javi Serrano / Tarragona

Solo en Catalunya se tiran cada año más de 262.000 toneladas de comida, lo que supone unos 35 kilos por persona. En todo el mundo el desperdicio anual es de 1.300 millones de toneladas de alimentos. Con el fin de reducir estas alarmantes cifras, Too Good To Go lanzó en España en septiembre de 2018 una aplicación móvil a través de la que restaurantes, hoteles, supermercados, fruterías o panaderías ofrecen a sus usuarios packs con su excedente diario para darle salida a precios muy reducidos. La app está operativa desde febrero en la provincia de Tarragona, donde ya se han adherido 45 establecimientos.

"Un tercio de los alimentos que se produce en el mundo se desperdicia. Esto supone una pérdida de dinero y un gran impacto medioambiental, pues hasta un 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero son causadas por la comida que se tira. Reduciendo el despilfarro no solo ahorramos dinero, también ayudamos a cuidar el planeta", afirma Oriol Reull, director de Too Good To Go en España, compañía con sedes en Madrid y Barcelona, donde trabajan más de sesenta personas repartidas entre ambas ciudades.

La aplicación es gratuita y está disponible en ​iOS y ​Android. El contenido de los packs, cuyo precio oscila entre 2 y 5 euros, es sorpresa, ya que varía cada día según el excedente de los establecimientos, ​y cuenta con "la garantía de que todos los productos son frescos y de calidad. Su única pega es que no fueron vendidos al finalizar la jornada", apunta Reull. Se paga a través de la app y la comida se recoge a la hora fijada.

Están presentes en Tarragona, Reus, Cambrils y Valls

Tarragona es la tercera provincia catalana donde se pone en marcha, tras Barcelona y Girona. También funciona en Madrid o Zaragoza. "En poco más de un año ya contamos en todo el país con más de un millón de usuarios y trabajamos con más de 2.700 establecimientos, en los que se han salvado ya más de 700.000 packs", explica Reull. En Tarragona se han sumado a esta iniciativa negocios de la capital como Pastisseria Velvet, Mis Sushi, Fleca Flaqué o Carnisseria Virgili, Fruites Verdures Arrels y Carns Bertran del Mercado Central. También está presente en Reus, Cambrils o Valls.

"Teníamos claro que si queríamos generar un impacto real y luchar contra tanto despilfarro teníamos que llegar a todos los rincones para ayudar a dar una segunda oportunidad a la comida y evitar que termine en la basura. En España iniciamos nuestra lucha por Madrid y Barcelona y poco a poco hemos llegado a más ciudades. La razón de aterrizar en Tarragona es que también allí se tira muchísima comida y estábamos viendo cómo cada vez había un mayor interés por que estuviéramos en la zona, tanto por parte de usuarios como de negocios", dice Reull.

La idea de Too Good To Go surgió en Dinamarca en 2016: sus fundadores fueron testigos en un buffet libre de cómo se tiraba toda la comida no consumida al final de la cena. Fue entonces cuando decidieron crear esta plataforma móvil, que ya está presente en 14 países europeos y dispone de más de 19 millones de usuarios y más de 39.000 establecimientos asociados. "La implicación de las personas es cada vez mayor y ya estamos salvando un pack cada segundo. Hasta la fecha ya hemos conseguido salvar más de 30 millones", añade Reus.

Cuentan con más de un millón de usuarios en toda España

Su principal objetivo es reducir el desperdicio para ocasionar el menor daño posible al medioambiente. Según el responsable de la app, "salvar un pack en Too Good To Go equivale a ahorrar el CO2 que emite un coche tras recorrer 8 kilómetros o el que se emitiría si dejáramos una bombilla de casa encendida durante una semana o todas las luces durante 50 minutos", concluye Reull. En total, asegura, han conseguido ahorrar más de 70.000 toneladas de CO2 en toda Europa -más de 1.000 en España-.

La compañía, además, ha creado un programa de concienciación para "inspirar, empoderar e impactar de manera real en la sociedad" con cuatro ámbitos de actuación: hogares, negocios, educación y política. Ha desarrollado materiales y talleres didácticos adaptados a alumnos de primaria, secundaria y educación superior que los profesores pueden incluir en sus clases y que están disponibles gratuitamente en su web, y trata de "influir en las administraciones con el fin de que se lleven a cabo las medidas y regulaciones necesarias para ayudar a transformar las prácticas actuales y lograr un sistema alimentario sostenible", concluye Reull.

PERFIL PROPI

Oriol Reull (28 años - Barcelona) es country manager de Too Good To Go en España. Licenciado en ADE y Derecho y con un máster en Gestión Financiera, es un apasionado del uso y la aplicación de las tecnologías con fines sociales y está comprometido en la lucha de uno de los "problemas sociales más complejos de la agenda global": ¿cómo alimentaremos a la población creciente en 2050? Ha desarrollado su trayectoria profesional en el sector Food & Beverage y el uso de Data & Analytics, IoT o Big Data. Tras asesorar a startups y multinacionales en España y Brasil y desarrollar en Austria tecnología disruptiva para modernizar el tradicional sector de la agricultura, ahora lucha contra el desperdicio de comida.