Ercros ampliará la capacidad de producción de cloro y sosa en la planta de Vila-seca

La química refuerza su liderazgo en el sector, con una cuota de mercado en España del 59%

La fábrica de Ercros de Vila-seca amplia su capacidad de producción. FORO: CEDIDA.
Redacció / Vila-seca

La empresa química Ercros ha decidido acometer una segunda ampliación de 26.000 toneladas /año de la capacidad de producción de la planta de cloro y sosa cáustica de la fábrica de Vila-seca I, que espera que entre en servicio a finales de 2018. Con esta ampliación, la capacidad total de producción de cloro-sosa de Ercros alcanzará las 191.000 t/año. La empresa ha tomado esta decisión animada por la evolución actual y las previsones de los mercados de la sosa cáustica y del PVC, principal derivado del cloro.

Esta será la segunda ampliación de la planta de cloro-sosa de la fábrica de Vila-seca I, des de que el 17 de diciembre de 2017 entró en funcionamiento la nueva capacidad de 65.000 t. La compañía química también ha puesto en marcha este mes de febrero la nueva capacidad de producción de cloro-sosa de la fábrica que tiene en Sabiñánigo (Huesca), con una ampliación de 15.000 t/año.

La actual capacidad de producción de Ercros es de 165.000 t/año, de tal forma que la empresa se ha situado como el primer fabricante de España, con una cuota del 59% de la capacidad de producción del país. Tras la ampliación que ahora se anuncia, Ercros reforzará su posición de liderazgo en este sector, con una capacidad de 191.000 t/año. Ercros no descarta realizar nuevas ampliaciones de sus capacidades de producción de cloro en un futuro si las perspectivas de mercado y su rentabilidad así lo aconsejan.

Desde el 11 de diciembre de 2017, toda la producción de cloro de Ercros se realiza mediante la tecnología de membrana, que está considerada como la mejor tecnología disponible y por lo tanto no está afectada por la prohibición de la Unión Europea como ha ocurrido en el caso de la tecnología de mercurio, una prohibición que supuso el cese de esta actividad en histórico complejo de Ercros en Flix. La fábrica de Vila-seca I fue la primera en España en implantar la tecnología de membrana en 1992 y, en la actualidad, es la mayor planta de producción de cloro-sosa ubicada en el territorio nacional. La fábrica de Sabiñánigo dispone de tecnología de membrana desde 2009.