El sector turístico afronta la ‘resaca’ del récord de 2017

El punto final al ‘turismo prestado’ obliga a la Costa Daurada a replantear su estrategia de mercados

El turismo senior es uno de los segmentos que en septiembre y octubre pueden mejorar parcialmente las cifras de verano, que han ido a la baja. FOTO: X.J.
Roberto Villarreal / Tarragona

A falta de conocer el balance final de los tres meses de temporada alta, todo el tejido empresarial ligado al sector turístico de la Costa Daurada -alojamientos, hostelería, agencias...- reconoce sin rodeos que han notado cómo la actividad económica ha decrecido ostensiblemente. Sin alarmismos, pero sin dormirse en los laureles y dándose un baño de realidad, los empresarios saben de la necesidad de un análisis estratégico riguroso para adaptarse a las exigencias de un nuevo contexto tras el final del turismo 'prestado'.

Se había anunciado el impacto de las ofertas de otros destinos muy competitivos del Mediterráneo como Turquía, Túnez o Egipto; se sabía del perjuicio ocasionado por la devaluación de diversas monedas frente al euro; y se intuía que el 'procés' no ayuda a generar simpatías a lo largo del corredor del Ebro, el mercado doméstico tradicionalmente más sólido en la costa de Tarragona. Pese a esas sombras, el 'pinchazo' ha sido más acusado de lo esperado.

"En dos o tres semanas daremos las cifras definitivas, pero puedo avanzar que se aprecia cierto descenso, pero no dramático ni preocupante", expone Joan Anton como portavoz de la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de Tarragona (FEHT). La normalización del turismo 'prestado' en los grandes flujos de touroperación, las condiciones climáticas alteradas por las altas temperaturas en Europa y el exceso de lluvia en Tarragona, y otros factores como el efecto del Mundial de Fútbol están siendo analizados minuciosamente.

"Tras un año de récord como 2017, nos hemos encontrado con una resaca de récord", valoraba ya a finales de agosto el presidente de la FEHT, Eduard Farriol, que habla de una temporada "mucho más difícil de lo que esperábamos". En este contexto, lo más preocupante es que los nubarrones no parece que vayan a evaporarse en los próximos meses y el panorama se prevé similar en 2019.

Según los especialistas, Tarragona y la Costa Daurada deben seguir trabajando en adaptar su propuesta de valor al nuevo contexto

Ante semejante marejada, que parecía impensable tras el éxito del pasado ejercicio, el tejido empresarial no está dispuesto a quedarse cruzado de brazos. La fórmula para revertir la tendencia es conocida, aunque no sencilla: "Vamos seguir luchando -avanza Farriol- para adaptarnos lo mejor posible a las exigencias del cliente; hemos de continuar invirtiendo en la calidad de nuestras instalaciones y servicios para garantizar la mejor experiencia vacacional". Se calcula que la industria turística ha invertido más de 100 millones de euros en los últimos cuatro años para la mejora de alojamientos hoteleros.

Llegada la calma de octubre, una vez pasada la resaca de julio, agosto y septiembre, y con la temporada 2019 en el horizonte, la salud sector turístico, -al menos en su vertiente de sol y playa-, requiere pasar por un baño de realidad para reflexionar sobre el modelo y diagnosticar sus debilidades. Según los especialistas, Tarragona y la Costa Daurada deben seguir trabajando en adaptar su propuesta de valor al nuevo contexto; se trata de identificar las carencias y mejorar los activos pendientes para reforzar el atractivo de la oferta respecto a los mercados competidores.

"Hemos experimentado -analiza Joan Anton- lo que es llegar prácticamente a nuestro tope máximo de acogida de clientes, con ocupaciones superiores al 90% y más de 22 millones de pernoctaciones, pero ahora toca volver al juego de la competencia con los mercados 'low cost': nuestra apuesta clara está en la calidad, porque no podemos ni queremos tirar los precios".

¿Efecto Hard Rock?

Desde un punto de vista estratégico, si se mira hacia 2019, sin duda la noticia que debería restar protagonismo a todas las demás pasa por el inicio de las obras del nuevo resort impulsado por Hard Rock, previsto antes del verano. No sólo se trata de la inyección de 700 millones de euros que lleva aparejada la primera fase, ni tampoco de los miles de puestos de trabajo prometidos, sino del posicionamiento de la Costa Daurada central como lo que se ha llegado a denominar el 'Orlando del sur de Europa'.

A medio y largo plazo, esta singular concentración de parques temáticos, única en el Mediterráneo, está llamada a constituir un patrimonio muy valioso para la marca Costa Daurada y a ejercer como imán que arrastre al resto de subsectores. El camino del éxito, ajeno a los vaivenes de otros mercados, lo está marcando ya PortAventura World, que prevé seguir creciendo en este 2018 y que el año próximo llegará hasta las 2.250 habitaciones. El resort confía en superar este año la frontera de los cinco millones de clientes. En 2017, año del estreno de la enseña Ferrari en la costa tarraconense, el resort pasó de 4,1 a 4,7 millones de visitantes.

La industria de los parques temáticos sigue creciendo a buen ritmo: los diez grupos más importantes del mundo se acercan ya a los 500 millones de visitantes/año

En este sentido, Ferrari Land ha reforzado la posición de PortAventura World, -que posee la exclusiva en el viejo continente-, en Francia, Reino Unido y Rusia, cuyos mercados continúan creciendo. También lo hace el dómestico, ajeno al conflicto político catalán, lo que da pie al optimismo respecto a esta temporada. El director general, Ferando Aldecoa, subraya que la alianza con grandes marcas mundiales, aunque este año no habrá espectáculo del Cirque du Soleil, "comienza a ser rentable, sobre todo a efectos de posicionamiento internacional".

A nivel global, la industria de los parques temáticos sigue creciendo a buen ritmo. Los diez grupos más importantes del mundo se acercan ya a los 500 millones de visitantes/año. PortAventura World es el sexto complejo más visitado de Europa, donde Disneyland París se acerca ya a la barrera de los 10 millones de visitantes anuales. Se calcula que más de 35 millones de personas visitarán este año los parques españoles, con una facturación que ronda los 670 millones de euros.

El desembarco en Tarragona de Hard Rock, que completó su fianza de 10 millones de euros el pasado mes de junio, debería consolidar esta tendencia positiva. A pesar de que todas las gestiones del proyecto se llevan con suma prudencia, casi se podría decir que secretismo, fuentes bien informadas indican que actualmente el foco de la negociación se centra en la compra de los terrenos a La Caixa (Criteria), valorados en torno a 350 millones de euros. La concesionaria de la licencia dispone de tres años para completar las obras y empezar a operar.

Halloween: tematización para alargar la temporada

A la hora de encarar el futuro, la vieja aspiración de la industria turística por desestacionalizar la temporada -en Tarragona, Cataluña y España- continúa sin germinar, aunque sí aparecen algunos 'brotes verdes' que dejan entrever una evolución positiva. La senda de la tematización está redescubriendo nuevas vías, ya exploradas pero todavía no optimizadas, para mejorar el producto y la oferta experiencial. La fiebre actual de Halloween, que los visionarios de PortAventura World supieron anticipar hace ya muchos años, está consiguiendo mantener la actividad hasta mediados de noviembre, una fecha impensable hace un par de décadas.

En Cambrils, a modo de ejemplo, los nuevos gestores de las 14 hectáreas del Parc Samà presentan entre el próximo 12 de octubre y el 10 de noviembre las 'Halloween Scream Nights' en lo que describe como "el parque del terror más grande de Europa". Con 90 actores, siete pasajes del terror, dos experiencias de supervivencia y cuatro espectáculos, los visitantes podrán escoger distintas zonas, catalogadas por intensidad, según su capacidad para resistir el miedo. Detrás de esta innovadora iniciativa se esconde la mano de Expertus, consultoría con 25 años de experiencia en gestión de turismo y ocio con más de 500 proyectos a sus espaldas. A ellos se debe, entre otros éxitos, la revolución que ha multiplicado las visitas a la Catedral de Tarragona y que la ha hecho merecedora de entrar en el 'portal de la fama' de Tripadvisor.

El Camping & Resort Sangulí Salou, integrado en otro de los grupos -propiedad de la familia Blasi- que mejor está trabajando la desestacionalización a través del turismo deportivo, también se apunta al Halloween y tematiza sus instalaciones con dos pasajes del terror, disfraces, decoración, concursos y animación para toda la familia desde el 11 de octubre hasta el 4 de noviembre. PortAventura World, con sus 44 días temáticos, ofrece el Halloween más largo hasta el 18 de noviembre con 160 personajes, cinco pasajes del terror, nueve espectáculos, menús vampíricos y todo un desfile en las calles al caer la noche.