La dejadez de los Ayuntamientos crispa al sector turístico

La inversión de más de 100 millones del sector turístico contrasta con la escasa inversión pública para mejorar las prestaciones de la destinación

El sector hotelero lleva años haciendo un continuo esfuerzo inversor para que sus instalaciones sean competitivas. FOTO: CEDIDA.
Roberto Villarreal / Tarragona

Los empresarios del sector turístico de la Costa Daurada i las Terres de l'Ebre han vuelto a hacer los deberes esta temporada y se han rascado el bolsillo para estar a la altura de una clientela cada vez más exigente. La inyección económica de 2019, que sobrepasa los 100 millones de euros, contrasta con el abandono y la dejación de funciones por parte de las Administraciones, según la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo (FEHT).

El presidente de la FEHT, Eduard Farriol, estima que este nivel de inversión, en torno a los 100 millones anuales, se ha sostenido durante los últimos cuatro años, por lo que la cifra global supera en este periodo los 400 millones de euros, con la perspectiva de seguir creciendo el los próximos años porque "ya se ha anunciado la construcción de nuevos establecimientos y hay otros que se están reformando".

A su juicio, la cantidad aportada es "importantísima" para poner al día un parque de alojamiento que alcanza 68.000 plazas en hoteles, 65.000 en campings y 25.000 en apartamentos. La otra cara de la moneda, la que atañe a las distintas Administraciones, no brilla tanto. No es la primera vez que la FEHT critica sin pelos en la lengua que el esfuerzo del capital privado por atraer un turismo de mayor calidad no se ve acompañado desde el sector público. Ni el Estado, ni la Generalitat ni los Ayuntamientos están a la altura de las circunstancias.

El sector pide inversiones en urbanismo, servicios y telecomunicaciones

"Hablan mucho -expone Farriol- de turismo de calidad, pero para eso no sirve hacer las cosas de cualquier manera, no todo vale; sólo les pedimos lo mismo que nos toca hacer a nosotros y que llevamos tanto tiempo reclamando: no se trata de hacer ahora cuatro arreglos en época electoral y volvernos a olvidar durante tres años en materia de vialidad, tecnologías o tratamiento de residuos".

El sector privado, ya sean empresas familiares o grandes cadenas, demuestra año tras año con los números en la mano su apuesta por el territorio. Sin embargo, "quizá con la excepción de La Pineda, hace años que los Ayuntamientos no invierten realmente; no pedimos proyectos faraónicos -en referencia a Hard Rock-, que luego vendrán o no vendrán, sino de mantener bien cuidado lo que ya tenemos".

Viviendas de uso turístico

La Federación carga también contra la falta de regulación y control de las viviendas de uso turístico, una situación que califican de "pasotismo total" y de "mirar hacia otro lado". "Si hay una normativa -razona Farriol-, es para todos, y no sirve de nada obviar el problema, hay que afrontarlo; o cumplimos todos, o ninguno: nos hemos reunido a todos los niveles posibles y la respuesta siempre es la misma: la culpa de la falta de fiscalización es de la otra Administración".

La directora gerente del Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona, Marta Álvarez, considera que, si bien no hay datos del impacto de los alquileres ilegales "porque no están censados", hay cuestiones tan graves en juego como la seguridad jurídica. "Ya no solo hablamos de competencia desleal, sino de los riesgos a tener una mala experiencia a que se exponen los turistas, sin ninguna garantía para su bienestar".

Temporada similar a la de 2018

La patronal vaticina una buena temporada estival, en la línea del 2018 -año en que se alcanzaron 19 millones de pernoctaciones- y sin llegar a la excepcional campaña de 2017, que ha preparado con ilusión y con una inversión que se acerca a los 110 millones de euros en mejora de instalaciones y servicios, reformas integrales, ampliaciones y construcción de nueva planta. El grueso se la llevan los hoteles (93 millones), y en menor medida los campings (11) y los apartamentos turísticos (3). Estos últimos han doblado la inversión de 2018, según subraya Cristina Berengué, vocal de la Associació de Apartaments Turístics de la Costa Daurada i Terres de l'Ebre.

El sector del turismo prevé un verano similar al de 2018

Tras la llegada del mercado ruso, el primero en desembarcar en las playas de Tarragona a mediados de mayo, los empresarios confían en que no les fallen los tres pilares de una buena temporada, el doméstico, el francés y el británico. El director general de PortAventura World, Fernando Aldecoa, ha revelado la semana pasada que las reservas están un 10% por encima de 2018, "por lo que las perspectivas son positivas y nos hace ser optimistas". "Todos los mercados tradicionales cotizan al alza, tanto el nacional como el francés el británico o el ruso".

Con estas expectativas razonablemente optimistas, la FEHT insiste en que la exigencia de los clientes, cada vez más elevada en todos los segmentos, les obliga a un proceso de renovación constante para mantener el atractivo del destino. La mayoría de hoteles de la provincia de Tarragona han realizado reformas integrales para subir de tres a cuatro estrellas, y muchos de los campings tradicionales se han subido al tren del 'glamping' y se han transformado en resorts con todo tipo de servicios y experiencias. Los apartamentos también se han modernizado para alojar familias enteras y grupos deportivos con  mayor comodidad.

Estreno de hoteles de nueva planta

La reciente inauguración del nuevo buque insignia de PortAventura World, un cuatro estrellas premium bautizado como 'Colorado Creek' se completa con la apertura del hotel Salou Beach y, próximamente, el Golden Costa Salou, ambos también de cuatro estrellas. Entre los tres suman cerca de 500 habitaciones.

El negocio hotelero de PortAventura World, que llega a su 25 aniversario en 2020, cotiza al alza. Aunque los parques temáticos son la cara más visible, el alojamiento y el turismo de eventos se han convertido en una parte fundamental en la cifra de negocio. Uno de cada tres clientes de los parques temáticos (PortAventura, Ferrari Land y Caribe Aquatic Park) optan por las más de 2.200 habitaciones disponibles tras la inauguración de 'Colorado Creek', sexto hotel del resort vacacional.

Investindustrial invierte 25 millones de euros en 150 amplias habitaciones (41 metros cuadrados) y los estándares más avanzados en energías verdes, movilidad eléctrica o reciclaje de plásticos para reducir la huella ambiental. De los 90 millones previstos este año, un porcentaje muy elevado se destina a la planta hotelera, bien de nueva construcción como 'Colorado Creek', o bien a la renovación de la ya existente, como es el caso del hotel Port Aventura, en el que se inyectan 12 millones de euros para potenciar la división MICE de negocio corporativo. El Centro de Convenciones recibe otros 11 millones para una ampliación de capacidad hasta los 20.000 metros cuadrados y 6.000 personas en 24 salas.