“Si te paras, estás acabado”

Atracciones y servicios marcan la diferencia en el segmento del denominado ‘turismo de calidad’ obligando al sector a un flujo inversor continuo

El turismo de calidad demanda inversiones en el sector. FOTO: XAVI JURIO.
Roberto Villarreal / Tarragona

Parques acuáticos y piscinas desbordantes, gimnasios, zonas para mascotas, guarderías, 'teen' clubs para jugar con las vídeoconsolas... las demandas del ansiado 'turismo de calidad' ponen el listón cada vez más alto tanto a las pymes familiares como a las grandes cadenas turísticas. Anton Nolla (camping La Llosa), Cristina Berengué (apartamentos Pins Platja) y Almudena Valverde (Best Negresco) hablan de las inversiones más recientes y de su experiencia a la hora de satisfacer unos mercados en constante evolución.

La gran mayoría de los alojamientos turísticos de la provincia está acometiendo o proyectando reformas y nuevos servicios, en gran parte de los casos bajo el denominador común de la sostenibilidad y la mejora medioambiental. Una de las 'estrellas' de los últimos años es la construcción de grandes piscinas con instalaciones acuáticas con toboganes para los más pequeños. La zona acuática más moderna se sitúa en los dominios de Anton Nolla, director y propietario del camping La Llosa de Cambrils, regenta el negocio que abrieron sus padres y sus tíos hace 58 años. Su hijo, tercera generación familiar, ya trabaja en un establecimiento de 4,5 hectáreas con 400 parcelas -140 de ellas bungalows- y capacidad para más de 1.200 personas.

"Hemos pasado del turismo de espardenya a un sector muy competitivo en términos de calidad... Yo ya lo aprendí de mis padres; en nuestro mundo toca estar constantemente invirtiendo y renovando; este año han sido las piscinas, con más de medio millón de euros... el pasado toda la zona de lavabos... Si te paras estás acabado", sentencia Anton, que trabaja intensamente el segmento senior fuera de la temporada alta.

Parques acuáticos, gimnasios, zonas para mascotas o 'teen clubs', algunas de las nuevas exigencias

El acondicionamiento de toda el área de piscina, con su cerramiento homologado en la zona de socorrista, también ha requerido una fuerte inversión en los apartamentos Pins Platja de Vilafortuny, regentados por una empresa familiar que dirige Cristina Berengué. Son seis bloques con 177 apartamentos turísticos, zona de recepción y bufet. Pins Platja comenzó a funcionar en 1985, y este año han renovado completamente ocho apartamentos con capacidad de entre cuatro y seis personas cada uno.

Según Cristina, ventajas como una cocina totalmente equipada o la sala de estar aportan un valor añadido a la experiencia vacacional con respecto a la estancia en un hotel: "Yo pienso que los apartamentos turísticos son el alojamiento del futuro; tienes las comodidades de estar en tu casa, y prácticamente los servicios de un hotel". En su caso, ofrecen desde desayuno a pensión completa, y la ropa de baño se cambia cada tres días. Las camas, una vez por semana. "Sobre todo el cliente extranjero valora mucho todo el servicio que les damos", comenta.

En el caso de los hoteles, el incremento de la calidad les supone rizar el rizo: nuevo mobiliario y tecnología en las habitaciones, pistas deportivas, áreas infantiles y miniclubs, spas y wellness para el relax, zonas de mascotas... Almudena Valverde es la directora del complejo de cuatro estrellas Best Negresco, en Cap Salou, -uno de los 13 hoteles de la cadena Best en la Costa Daurada-, que ha necesitado una renovación integral.

"En el 2008, cuando compramos este hotel, ya hicimos una importante renovación y ahora lo hemos hecho todo nuevo, desde las habitaciones a las zonas comunes, la piscina o el gimnasio", explica Valverde desde la experiencia de gestionar 405 habitaciones distribuidas en dos edificios. Best Hotels, que también ha renovado por completo para encarar este 2019 el hotel Cap Salou y el Best Cambrils, ha preferido no desvelar la cifra de inversión. Además, ha abordado la renovación de las piscinas y la construcción de una nueva zona acuática en el Sol d'Or.